Estudio de calidad del aire

Promovemos y realizamos el tercer estudio de calidad del aire en Asunción

No hay dudas que la calidad del aire es un factor determinante para la salud de la población y el medio ambiente. Por eso, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Municipalidad de Asunción y Petrobras Paraguay promueven y ejecutan la realización del tercer diagnóstico sobre este tema, que se realizará en la capital del país desde agosto hasta diciembre de este año.

Se trata del tercer estudio de Calidad de Aire de Asunción, cuya realización está a cargo del Centro Mario Molina de Chile, un prestigioso instituto de investigación que trabaja el tema en varios países de América Latina, con el apoyo de la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (CADAM), de la Mesa del Medio Ambiente de la Red del Pacto Global Paraguay y la Mesa Calidad del Aire, de las cuales Petrobras es miembro activo.

El objetivo de este trabajo es establecer con precisión científica el papel que juegan el transporte automotor y la calidad de los combustibles en el medio ambiente. Se instalarán equipos de monitoreo en 20 puntos estratégicos de la ciudad para medir el contenido de emisiones contaminantes por parte de vehículos particulares y de transporte público. Las muestras serán enviadas para su análisis a institutos de investigación de Chile, Suecia y Estados Unidos.

Para esta tercera edición, además de la medición, otro de los objetivos es el fortalecimiento de las capacidades técnicas de los distintos organismos involucrados en este tema, de manera a crear una red de monitoreo permanente de la calidad de aire.

Durante los últimos años, la contaminación atmosférica ha cobrado relevancia a nivel de legislación en Paraguay. En el 2014, el Congreso aprobó la Ley de Aire Limpio (N°5211/14), la cual permitió establecer un marco regulatorio además de otorgar la responsabilidad institucional a la entonces Secretaria de Medio Ambiente (SEAM), hoy el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible. La base de esta ley fueron los dos diagnósticos de calidad de aire, que se realzaron en el 2010 y 2014, respectivamente.

El último diagnóstico, que data del 2015, concluyó que la cantidad de óxido de nitrógeno (NOx) en el aire de la capital paraguaya se redujo en un 57% en comparación con el primer estudio realizado en 2011, mientras que el volumen de dióxido de azufre (SO2) bajó un 34%. Ambos compuestos son gases tóxicos que resultan de la quema de combustibles, principalmente de diésel.

El descenso se explica, según los expertos, a una mejora en la calidad de los combustibles que se comercializan a nivel local, fundamentalmente en lo que se refiere a los niveles de azufre en el diésel. Actualmente, según la norma paraguaya, el diésel tipo III o común contiene hasta 50 partes por millón (ppm) de azufre, en tanto que el tipo I tiene hasta 10 ppm.

En este aspecto, es importante mencionar como ejemplo de adaptación e innovación a Petrobras Paraguay, empresa pionera en comercializar productos más limpios a nivel nacional, como el Diesel Podium Triple Filtrado S10 y el Extra Diesel Aditivado S10, ambos con ultrabajo contenido de azufre